El Gobierno de Cuba afirma que 284.565 estadounidenses han viajado a Cuba entre enero y mayo de este año, lo que iguala la cifra total de visitantes de ese país que llegaron a la Isla en 2016, que fue de unos 285.000, reporta EFE.


El embajador cubano en EE.UU. José Ramón Cabañas publicó este martes el dato en su cuenta de Twitter y agregó que el número de viajeros de EE.UU. llegados hasta el 31 de mayo supone un incremento de 145 % respecto al mismo periodo del 2016, cuando 116.004 estadounidenses visitaron la Isla.


Además, en los cinco primeros meses del año 166.455 cubanos residentes en EEUU viajaron a Cuba, lo que representa 45% más que entre enero y mayo del 2016, cuando el número fue de 114.391, según detalló Cabañas en otro tuit que fue retuiteado por la directora para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal.

La funcionaria difundió estos datos en la misma semana en que se espera que el presidente estadounidense, Donald Trump, anuncie el resultado de la revisión que encargó nada más llegar al poder sobre la política de normalización de relaciones con La Habana iniciada por el expresidente Barack Obama y el general Raúl Castro en diciembre de 2014.

Aunque los estadounidenses siguen sin poder visitar Cuba como turistas, Obama flexibilizó los viajes al aprobar 12 categorías a las cuales los ciudadanos de ese país pueden acogerse, entre ellas los motivos religiosos, culturales, educativos, de ayuda humanitaria o los intercambios personales con el pueblo cubano.

El secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, afirmó este martes que Washington ve elementos «preocupantes» en la política de apertura iniciada por su expresidente y consideró que está «involuntariamente proporcionando apoyo financiero al régimen» cubano, algo a lo que el presidente Donald Trump quiere poner freno porque va contra la ley.