Justin Trudeau and Trump. Foto: US Goverment

El gobierno de Canadá ha asegurado que no reconocerá las decisiones basadas en la Ley Helms Burton y defenderán a las empresas canadienses que operan en Cuba.


«El Gobierno de Canadá siempre defenderá a los canadienses y las empresas canadienses que realizan negocios e inversiones legítimas con Cuba, y está revisando todas las opciones en respuesta a la decisión de los Estados Unidos»,  dijo el gobierno canadiense.

La oposición del gobierno de Canadá se basa «en los principios de la ley internacional y refleja nuestra objeción a la aplicación extraterritorial de leyes de otro país» según dijo la ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland.

El título III de la Ley Helms Burton entró en vigor el pasado dos de mayo y ya se presentó la primera demanda en Miami.