Foto: Víctor López

Una iniciativa de la Oficina del Historiador (OH) de La Habana y la Dirección Provincial de Transporte, con la colaboración de la compañía vasca Tecnalia ha donado 60 bicicletas a La Habana para la inauguración de su sistema público “Ha ‘Bici”, como una alternativa para aliviar la congestión en las calles de la capital cubana, informa CubaNet.


El proyecto se probará en el Centro Histórico de la ciudad en una primera fase, luego prevé extenderse a otras zonas de la urbe.

Por un precio de 50 pesos cubanos (unos 2 dólares) la hora, los usuarios podrán contratar el servicio de martes a domingo, desde las 9:00 am a las 6:00 pm, en unos cuatro puntos de alquiler ubicados en La Habana Vieja.

Según el Gobierno cubano, este proyecto busca mejorar el transporte público en la urbanización, y de acuerdo a Guadalupe Rodríguez, funcionaria de Transporte, “el ciclismo urbano ayuda a descongestionar este servicio, sobre todo en horas pico”.

En La Habana donde viven más de 2.5 de los más de 11 millones de habitantes de la Mayor de las Antillas, el transporte público es una de las grandes problemáticas.


Cientos de miles de personas en Cuba dependen exclusivamente de los ómnibus estatales, y del transporte privado, en este caso estos son mucho más caros, pero más cómodos y eficientes, ya que en el país caribeño no es común que cada familia cuente con un vehículo.

Patricia Rodríguez, directora del Plan Maestro en la Oficina del Historiador, dijo que la iniciativa de alquilar bicicletas viene dentro de la agenda de celebraciones por el quinto centenario de La Habana en noviembre del próximo año.

Durante la crisis económica de la década de 1990, conocida como Período Especial, las calles de la Isla se llenaron de bicicletas ante la escasez de combustible, con el paso del tiempo la cantidad de ciclistas se ha reducido en la capital, aunque fundamentalmente sigue siendo el medio de transporte en localidades rurales o ciudades pequeñas.

La funcionaria de la Oficina del Historiador comentó que además de mejorar la movilidad de la población cubana, el uso de las bicicletas ayuda a preservar el medio ambiente, y mejora la salud mental y física.