Durante una conferencia de prensa el pasado viernes desde el Aeropuerto Internacional de Ft. Lauderdale, el gobernado Ron DeSantis hizo un llamado a que las personas retomaran los viajes aéreos y poder de esta forma revivir la industria de las aerolíneas tan gravemente afectadas con la pandemia de coronavirus.


DeSantis argumentó que los turistas podían tomar vuelos comerciales de manera segura para visitar Florida, ya que los casos de coronavirus reportados recientemente aumentaron en más de 3.800 personas el viernes, por debajo de los promedios máximos de casi 12.000 casos diarios a mediados de julio.

El gobernador argumentó además que no se han reportado casos de coronavirus por viajar en aviones.

«El hecho es que los aviones simplemente no han sido vectores en los que se ha visto mucha propagación del coronavirus», dijo DeSantis durante la reunión.

Los ejecutivos que se reunieron con él el viernes lo respaldaron.


El mito urbano dice que los aviones son un ambiente insalubre porque estás respirando aire que otras personas exhalan, pero los líderes de las aerolíneas cuestionaron que decir eso simplemente no es cierto.

“Tenemos el aire más limpio del mundo”, dijo Andrés Barry, presidente de JetBlue Travel Products. «Tenemos filtros HEPA en los que el aire se cambia cada dos o tres minutos».

Los líderes de la aerolínea dijeron el viernes que nunca habían tenido un brote de COVID-19 en uno de sus vuelos.

John Bendoraitis, director ejecutivo de Spirit Airlines, dijo: «No hemos tenido ningún brote en Spirit y realmente no hemos tenido ningún huésped diciendo que ha tenido algún tipo de problema a bordo del avión».

En Florida, de marzo a junio, hubo 8,8 millones de pasajeros. En el mismo período hace un año había 24 millones. En el aeropuerto de Fort Lauderdale, eso significa que el negocio se ha reducido en un 70 por ciento.

Mark Gale, director ejecutivo del Aeropuerto Internacional de Fort Lauderdale-Hollywood, dijo: «Queremos salir hoy de aquí con el entendimiento de que viajar es seguro y esperamos que nuestros clientes regresen a nuestros maravillosos aeropuertos».