DeSantis y la Guardia Nacional. Foto: YES Market Media / Shutterstock.com

El gobernador Ron DeSantis informó que ordenó a las tropas de la Guardia Nacional de Florida que regresen a casa desde Washington, D.C.


Hasta 25.000 soldados de la Guardia Nacional de todo el país fueron llamados al Capitolio para asegurar el área antes de la inauguración.

Esto también se produce después de los informes de que miles de tropas de la Guardia Nacional fueron trasladadas desde el interior del Capitolo a un estacionamiento sin condiciones para descansar.

Los legisladores expresaron su indignación por el acto y, en última instancia, se permitió que las tropas regresaran al edificio.

“Estas personas son soldados, son soldados. Han servido a nuestro país en todo el mundo. Han prestado servicios a nuestro estado de Florida después de desastres naturales. Están sirviendo en este momento, ayudando a vacunar a las personas mayores ”, dijo DeSantis. «Esta es una misión a medias en este punto, y creo que lo apropiado es traerlos a casa».