El gobernador del estado, Ron DeSantis, dio declaraciones publicadas en redes sociales donde explicó como sería la distribución de la vacuna del Covid-19 una vez disponible para los residentes.

DeSantis aclaró que no será obligatoria ya que no piensa firmar un mandato para este efecto.

DeSantis dijo que los desarrollos recientes en el esfuerzo por crear una vacuna son «alentadores». Agregó que el estado se ha estado preparando desde julio para la distribución de la vacuna, incluida la compra de los suministros necesarios para administrar la vacuna.

“Nuestro objetivo es hacer que todas las vacunas COVID seguras y efectivas estén disponibles para los floridanos que las deseen, pero el estado no exigirá que los floridanos tomen estas vacunas”, dijo DeSantis en el video publicado en Youtube. «Esa será la elección de todos y cada uno de los floridanos».

DeSantis dijo que, pendiente de la aprobación de emergencia de la Administración Federal de Alimentos y Medicamentos, los hospitales de Florida deberían recibir las vacunas en tres a seis semanas.

En el sur de la Florida el hospital Jackson Memorial Hospital en Miami y el Memorial Regional en Broward serán de los primeros en recibir la vacuna que será administrada en orden de prioridad comenzando por las personas en riesgo.

La vacuna inicialmente solo estará disponible por prescripción médica.