Restaurante en Miami Beach- Foto de Cuba en Miami

Al saber de restaurantes que están obligando a empleados con Covid-19 a esperar recibir resultados negativos tras pasar la enfermedad para poder regresar al trabajo, el gobernador de Florida dijo estar en total desacuerdo.


Ron DeSantis dejó saber su desacuerdo con la medida durante una conferencia en Orlando el viernes.

«El problema de exigir una prueba negativa es que estas pruebas de PCR solo recogerán partículas, por lo que podría ser un virus muerto”, dijo, “y en el CDC han visto a personas dar positivo por hasta 12 semanas. Obviamente, solo se transmite el virus vivo durante un período de tiempo muy corto».

La pandemia de Covid-19 ha afectado enormemente a los restaurantes y bares. Con las limitaciones de espacio, muchos han tenido que permanecer cerrados por no contar con áreas al aire libre. Por su parte a los bares aún no se les permite abrir, y son muchos los empleados afectados en esta industria.

En la última semana los casos de coronavirus reportados en el estado se han reducido considerablemente con relación a semanas pasadas.


El Departamento de Salud de Florida informó otros 7,686 nuevos casos de COVID-19 en todo el estado, marcando casi una semana con menos de 8,000 casos reportados diarios.

Algunos hospitales en Broward han informado que los números de ingresos han disminuido, y el alcalde dijo que la tasa de positividad ha bajado a menos del 10%.

«Estamos en tendencias positivas para la propagación de COVID en el condado de Broward», dijo el alcalde del condado de Broward, Dale Holness. “Nuestra tasa de positividad se ha reducido a menos del 10 por ciento en un período de tres días. Nuestros hospitales, tanto Memorial Healthcare como Broward Health, indicaron que están experimentando una caída sustancial en la cantidad de pacientes que ingresan para recibir atención por COVID-19 «.

En Miami Dade se comenzó a hacer pruebas rápidas de 15 minutos en el Hard Rock Stadium en Miami Gardens; y en el Marlins Park en la Ciudad de Miami.

Las pruebas están disponibles por cita para niños de 5 a 17 años, para mayores de 65 años, y personas de cualquier otra edad que presenten síntomas.