El gobernador de Florida Rick Scott ofreció una conferencia de prensa desde el Aeropuerto de Fort Lauderdele donde quiso asegurar que no se tolerara ningún tipo de violencia ni actos del mal.

Al ser preguntado Scott aseguro que Obama no lo ha llamado para interesarse por la situación pero que si hablo con el presidente electo Donald Trump y el vicepresidente electo Mike Pence.

Por otro lado, asesores de Obama han asegurado que el presidente está al tanto de lo que ocurre a través de los servicios de inteligencia y la agencia de seguridad interna.