Foto de archivo

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció que levantará la prohibición estatal de visitar hogares de ancianos.


La prohibición ha separado a las personas mayores vulnerables de la familia desde mediados de marzo por temor a propagar el nuevo coronavirus.

DeSantis dice que levantaría la prohibición en una orden ejecutiva más tarde el martes, siguiendo las recomendaciones de un grupo de trabajo de hogares de ancianos con el cual se ha reunido en las últimas semanas.

El grupo de trabajo recomendó que los hogares de ancianos permitan que los miembros de la familia visiten a sus seres queridos no más de dos a la vez y que usen equipo protector, incluidas máscaras.


Las instalaciones tendrían que pasar 14 días sin recibir visitas si se reporta algún nuevo caso de COVID-19.