Un gigantesco agujero de 9 metros se abrió en una calle residencial de Roma tragándose seis autos y obligando a las familias a huir de sus casas.


El enorme agujero se abrió en el distrito de Balduina ayer por la noche después de varios meses de trabajos de construcción en tres edificios de la zona.

Seis autos cayeron al hueco, que se abrió alrededor de las 5.30 p.m. con 15 metros de ancho. Y aunque afortunadamente nadie resultó herido.

: “Es una situación que denunciamos desde el principio, desde septiembre cuando demolieron el edificio de Santa Maria degli Angeli. La suciedad, los ruidos y el edificio estaban prácticamente temblando, no respetaban las horas, rompían las tuberías y no sé qué más. Es la crónica de un desastre que se anunció” dijo un vecino.

La alcaldesa de Roma, Virginia Raggi inspeccionó la escena y aseguró a los residentes que tuvieron que ser desalojados que se les proporcionaría una vivienda.