Foto de archivo

El premio del Mega Millions de $1500 millones jugado en un ticket ganador en el estado de Carolina del Sur el pasado mes de Octubre sigue sin ser reclamado.


Los residentes de Simpsonville no comprenden porque el ganador no ha salido a la luz, pero tienen varias teorías.

Tal vez el ganador se sorprendió tanto al confirmar los números ganadores que murió en el acto. Tal vez se trate de alguien que huye de la policía y teme una verificación de las autoridades. Tal vez el ticket término en la basura; o quizás, simplemente la persona está viviendo su vida y esperará a último segundo para hacer el reclamo de su nueva fortuna.

El ticket ganador se vendió en el KC Mart en Simpsonville entre el 20 de octubre y el 23 de octubre.

Este es un pequeño negocio en las afueras del pueblo en una calle de dos vías en un área despoblada. Ni los mismo dueños del establecimiento se lo creían.


El empleado de la tienda Jee Patel dijo que los agentes de la División de Aplicación de la Ley del Estado esperaban en el estacionamiento cuando los trabajadores abrieron sus puertas a las 6 am del día siguiente, compartió ABC News.

«Ni siquiera sabíamos que vendimos al ganador», dijo Patel, y agregó que los agentes retiraron de inmediato las cintas de los videos de vigilancia.

Quien haya ganado la segunda lotería más grande en la historia de los EE. UU. tiene hasta el 19 de abril para ingresar a la oficina de la Lotería de Carolina del Sur con el boleto firmado y reclamar el premio mayor.

El establecimiento que vendió el ticket ganador no recibe su comisión de $70,000 a menos que el ganador reclame el premio.