Imagen tomada de redes sociales/Twitter

Dos fundadoras del movimiento opositor femenino Damas de Blanco, Blanca Reyes y María Elena Alpízar, pudieron reunirse el sábado con el senador republicano de Florida Rick Scott, en la ciudad de Miami, el político le ofreció su respaldo, y se interesó por la situación de los disidentes que se encuentran en cárceles del régimen, informa Martí Noticias.


Según Reyes, Scott «fue muy cercano, afectuoso y se mostró muy preocupado por todas las Damas de Blanco que luchan hace 17 años por la libertad de los presos políticos».

De acuerdo a la activista informaron al senador sobre el caso de Xiomara Cruz Miranda, miembro del movimiento, que ahora se encuentra internada en un hospital de la ciudad del exilio, gracias a una visa humanitaria que le permitió viajar a EEUU, porque en Cuba las autoridades sanitarias cometieron grandes negligencias con su caso.

Cruz Miranda enfermó cumpliendo una injusta condena en una prisión de la Isla.

Las Damas de Blanco también mencionaron los casos de otras activistas como Aymara Nieto y Martha Sánchez, quienes permanecen en cárceles cubanas por su lucha en contra de las violaciones de los derechos humanos.


Reyes y Alpízar también le contaron al senador los atropellos que sufre la mujer cubana bajo dictadura.

Scott por su parte les pidió que cada vez que tuvieran conocimiento de abusos contra un menor, una mujer, y opositoras se lo hicieran saber.

«Para nosotras es muy alentador que importantes figuras del Senado de Estados Unidos tengan en cuenta nuestra lucha y reconozcan lo que en estos 17 años hemos hecho a favor de los presos políticos y del pueblo de Cuba», comentó desde La Habana la líder del grupo Berta Soler.

Recientemente las Damas de Blanco tuvieron la oportunidad de reunirse en la Isla con Mara Tekach, encargada de Negocios de la Embajada de EEUU en Cuba.

En el encuentro la diplomática dijo sobre las Damas de Blanco que «personifican lo que significa ser valiente frente a una abrumadora represión».