Una madre fue expulsada de la embajada cubana en Washington esta mañana luego que fuese a pedir clemencia para su hijo preso en la isla.


Se trata de Jaquelin Boni, una exiliada política, quien pedía por su hijo Yasser Rivero Boni, activista político en Cuba.

“Llevo horas pidiendo en el consulado que me dejen ver al Consejero Político para hacerle llegar a Díaz-Canel y Raúl Castro una carta pidiendo clemencia por mi hijo. Soy refugiada política y voy a regresar a Cuba. Soy una madre desesperada, vengo de la Florida. Voy a seguir tocando puertas, alguien me tiene que oír. Pienso ir a Cuba. Mi hijo me necesita. Tenía la esperanza de que los diplomáticos me atendieran, pero solo he recibido amenazas. Pido justicia por mi hijo, él ha sido víctima de un atentado por parte de un policía”.

Su hijo se encuentra cumpliendo una condena de 3 años por supuesta agresión a un policía.

“Mi hijo fue golpeado el pasado 2 de febrero por un policía, por orden del oficial Dominic de la Seguridad del Estado, y sin embargo en un juicio amañado lo terminaron condenando a tres años de cárcel. Él está sufriendo problemas de visión, y aun así lo meten preso”, declaró a CubaNet.


La misiva que Jaquelin pretendía enviar al gobernante Miguel Díaz-Canel y al primer secretario del Partido Comunista de Cuba, Raúl Castro, expresa que el pasado 2 de febrero de 2019, Yasser Rivero Boni protestó y se manifestó pacíficamente en contra del régimen castrista. Como consecuencia, fue reprimido y posteriormente sancionado sin garantías de debido proceso. En este momento Yasser se encuentra a la espera de la decisión de apelación del Tribunal Provincial de La Habana.