Falsificación de documentos y un sofisticado plan de pago de sobornos a funcionarios de la empresa estatal Petroecuador salió a relucir en un tribunal de Miami, según la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida, el asesor financiero en EEUU, José Larrea reconoció su responsabilidad en un complot internacional de lavado de dinero durante una audiencia judicial el martes.

Larrea quien será sentenciado el 14 de noviembre admitió haber conspirado con Frank Roberto Chatburn Ripalda y con otras personas para ocultar el dinero de la artimaña de los sobornos, transfiriendo más de $1 millón a bancos en EEUU, desde su propia cuenta, reporta El Nuevo Herald.

El millonario caso de corrupción se armó para pagar sobornos a funcionarios de Petroecuador con la intención de retener los contratos con una empresa de servicios ecuatoriana identificada como Galileo Energy S.A. y obtener nuevos contratos.

El acusado admitió que llegó a falsificar documentos a nombre de esa compañía contratista, por otra parte Chatburn y sus cómplices facilitaron el pago de sobornos por aproximadamente $3.2 millones durante 2013 y 2015.


El monto no se ha precisado, presuntamente trataron de ocultar el pago de los sobornos utilizando intermediarios que incluyeron a una empresa no identificada y a Denfield Investments Inc, una compañía panameña de maletín (una empresa fantasma con fines lucrativos).

El documento judicial indica que Chatburn y los cómplices también ayudaron a dos funcionarios a establecer empresas de maletín “offshore”, y abrir cuentas bancarias en Suiza.

La intermediaria estaba registrada como agente de fideicomiso en las Islas Vírgenes Británicas y tenía cuenta en Islas Caimán.

El 17 de enero de 2013 se transfirieron aproximadamente$50.000, de acuerdo a documento judicial desde un banco en Islas Caimán a Panamá, a nombre de una compañía de maletín controlada por un funcionario de Petroecuador.

$250.000 fueron transferidos ese mismo día desde la cuenta de Panamá a nombre de un sujeto, cuya identidad no fue revelada a solicitud de un funcionario de la estatal petrolera de Ecuador.

En febrero se efectuó otra transferencia de $700.000 desde Islas Caimán a una cuenta en un banco estadounidense de una empresa intermediaria de Miami.

Al siguiente año se transfirieron $620.080 desde una cuenta de Denfield Investments Inc. en Panamá, a Miami con destino a un bufete de abogados.

Dos ex funcionarios de la petrolera ecuatoriana y Larrea recibieron pagos de sobornos, éste último se ha declarado culpable en conexión con las investigaciones en curso.

(Con información de El Nuevo Herald)