FBI-redada-opa-locka

Luego de una investigación de tres años del FBI sobre supuestas redes de soborno a los más altos niveles del gobierno de Opa-locka finalmente un funcionario de Opa-locka encargado de supervisar el atribulado departamento de Obras Públicas de la ciudad fue encausado el jueves en el primer caso federal de corrupción.


Gregory Harris fue acusado de confabularse con el comisionado de Opa-locka, el administrador municipal y otros empleados para extorsionar miles de dólares en efectivo a dueños de negocios de la ciudad que trataban de conseguir licencias ocupacionales, conexiones de agua y otros permisos. Harris terminó por renunciar esta semana al cargo de subdirector de Obras Públicas.

El vecino de North Miami, de 44 años, fue encausado por “información”, lo que significa que está cooperando con la fiscalía federal y con el FBI en su pesquisa de corrupción generalizada, y se espera que se declare culpable de confabulación. Este tiene planes de entregarse a las autoridades este viernes para su primera comparecencia ante el tribunal federal de Fort Lauderdale.

El acusado desde marzo acordó cooperar con la investigación de los agentes del FBI, y después se han confiscado documentos públicos, documentos financieros y otras pruebas en el Ayuntamiento de Opa-locka.