Un fuerte terremoto de magnitud 6,6 grados sacudió el centro de Italia dejando por lo menos 20 heridos.

El sismo se sintió en lugares tan al norte como los Alpes y hasta el sur de Roma, a unos 90 kilómetros de distancia. El metro en Roma fue cerrado mientras las autoridades continúan inspeccionando la zona, dijeron las autoridades municipales.

Cerca de 13 millones de personas sintieron el temblor que es considerado el más fuerte en Italia en los últimos 30 años.