Despliegue policial en los alrededores de la Embajada del Congo en La Habana por protestas (Imagen Twitter)

Una fuerte presencia policial se registró este martes en las afueras de la Embajada de la República del Congo en La Habana, a causa de una protesta de decenas de estudiantes congoleños que reclamaban el pago de sus becas, dinero que no reciben desde hace meses, informa el independiente diario digital cubano 14yMedio.


En la mañana del martes afuera de la sede diplomática en Miramar, se reunió el grupo de congoleños que estudian la carrera de Medicina en Cuba, los estudiantes pedían se solucione de manera urgente el problema con sus estipendios atrasados.

El periodista Hatzel Vela, corresponsal del canal Local 10 en Cuba, tuiteó hace unas horas: «hay cinta policial rodeando el edificio. Y los hombres jóvenes están vestidos con garbas blancas. ¿Tal vez estudiantes médicos? ¿Una protesta?»

Uno de los jóvenes entrevistados que pidió hablar en condición de anonimato, reveló a la prensa independiente que llevan meses sin recibir el pago que República del Congo debe de enviarles para que ellos puedan suplir sus necesidades básicas como alimentarse y transportarse.

«Los albergues donde vivimos están en muy malas condiciones y sin ese dinero todo es más difícil», añadió el estudiante.


De acuerdo a 14yMedio el pago a los jóvenes es de poco más de 300 dólares, monto indispensable para que puedan sustentarse en Cuba.

«Desde que comenzó el año no hemos recibido un centavo y algunos de nosotros estamos sobreviviendo gracias a la ayuda de otros estudiantes y de nuestras familias, pero esto no puede seguir así», fueron las palabras del congoleño interrogado, que agregó si la situación no se resuelve, muchos de ellos regresarían a su país.

«…Esto no es vida, así no se puede estudiar», lamentó el estudiante.

El diario independiente devela que este tipo de situación no se da por primera vez, hace cuatro años atrás, un estudiante de 20 años, Loïc Junior Niombo, estuvo alrededor de dos semanas desaparecido.

El joven era integrante del comité sindical de defensa de los derechos de los estudiantes de medicina provenientes del Congo, y estaba al frente de las negociaciones durante la crisis generada por el retraso de los estipendios de los primeros 500 universitarios de ese país llegados en 2013 a Cuba.

A causa de las protestas, Pascal Onguiémbi, quien fungía como embajador de la República del Congo en La Habana, planteó repatriar a los seis miembros del sindicato.

Más tarde el gobierno congoleño envió el pago de las becas atrasadas a los estudiantes, por considerar que recurrir a la expulsión no era necesario.