Una foto de Laura Pausini posando junto a policías durante su concierto en La Habana ha creado una gran polémica en redes sociales.

La imagen fue publicada por la cantante italiana en sus historias de Instagram con el mensaje «Muy bien atendida» y ha sido reproducida por varias páginas haciendo el contraste de como la policía trata al pueblo cubano y la represión que sufren los opositores.

Algo similar sucedio cuando Olga Tañon viajo a Cuba y poso junto a policías en las calles de La Habana.