Foto de archivo- Pixabay

Con vigencia inmediata, los funcionarios de Florida suspenden el consumo de alcohol en bares de todo el estado.


Halsey Beshears, secretaria del Departamento de Regulación Comercial y Profesional del estado, hizo el anuncio sorpresa en Twitter esta mañana.

La noticia llegó minutos después de que Florida reportó más de 8,900 nuevos casos de coronavirus, un nuevo récord de aumentos diarios. Las autoridades han dicho que el número de casos está aumentando entre los adultos jóvenes, lo que podría poner en peligro a los más vulnerables al virus.

En reuniones de comisiones en Florida, los líderes locales han dicho que, aunque la mayoría de las empresas siguen las pautas de capacidad establecidas por el gobernador Ron DeSantis, algunas no lo han hecho.

Esta semana, advirtió a los bares que perderían su licencia de licor si no mantenían el 50% de su capacidad. En Orlando, se suspendió la licencia de Knight’s Pub después de que 13 empleados y 28 clientes dieron positivo por COVID-19. El bar está ubicado cerca de la Universidad de Florida Central y desde entonces se han reportado más casos por personas que visitaron o estuvieron en contacto con quienes asistieron al bar.


Aún no se han anunciado más detalles sobre la suspensión del consumo de alcohol, incluido cualquier impacto en los restaurantes.

El jueves, DeSantis dijo que el estado no «retrocedería» en medio del aumento en los casos y se negó respaldar un mandato estatal para usar máscaras. «Estamos donde estamos», dijo a Evan Axelbank de FOX 13.

En Texas, otro estado con gran aumento de casos, el gobernador ordenó que se cerraran todos los bares.