Florence se fortaleció hasta convertirse en un huracán el domingo y se espera que «se intensifique rápidamente en un gran huracán» mientras continúa su camino hacia la costa este en los próximos días.

Florence podría golpear la costa sureste de Estados Unidos a fines de esta semana como una Categoría 3 o superior y traer impactos potencialmente mortales.

«Existe un riesgo creciente de que Florence cause impactos potencialmente mortales: oleadas de tormentas en la costa e inundaciones de agua dulce a causa de un evento prolongado de fuertes lluvias en el interior», informó el Centro Nacional de Huracanes.

«Sin embargo, dada la incertidumbre en los pronósticos de seguimiento e intensidad en esos intervalos de tiempo, es demasiado pronto para determinar el momento exacto, la ubicación y la magnitud de esos impactos», informó el centro.

Se pronostica que la tormenta viajará entre Bermudas y las Bahamas el martes y el miércoles antes de llegar a tierra firme el jueves. Se esperan grandes olas en las Bermudas y en partes de la costa este que podrían causar olas y corrientes de resaca con amenaza a la vida.