Fisioterapeuta denuncia racismo y corrupción en las autoridades cubanas que seleccionan a los médicos para las misiones en el extranjero/Imagen captura de pantalla y Cubadebate

Cubana licenciada en Fisioterapia ha denunciado las violaciones y manejos arbitrarios tras las misiones médicas cubanas que envían al extranjero, ella habló de su caso como profesional de la salud, que aspiraba a viajar por esta vía, reportó el líder de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), José Daniel Ferrer.


Virginia de la Caridad Fernández Palma, quien trabaja en el policlínico Carlos J. Finlay, de la cabecera provincial en Santiago de Cuba, ha intentado durante años que la incluyan en una misión, pero hasta ahora no lo ha conseguido.

En varias ocasiones Virginia ha sido sustituida por profesionales, que supuestamente pagan a las autoridades sanitarias encargadas de armar las brigadas que el régimen envía al extranjero.

«Hace más de siete u ocho años estoy pasando por este proceso. He reclamado a todas las entidades y nadie me da una respuesta específica. He escrito más de 27 cartas al primer secretario (del Partido Comunista en Santiago de Cuba), Lázaro Expósito, y no me ha dicho nada. Por último, fui ayer y me dijo que hiciera lo que me diera la gana», contó la profesional.

Fernández Palma fue incluida en una misión a Venezuela en 2017, aunque tuvo todos los permisos requeridos y llegó a firmar el contrato como colaboradora, le prohibieron tomar el vuelo a última hora.


«Una negra no puede salir a cumplir misión y menos sin dinero para pagar», le dijo la dirigente de la salud en la provincia María Caridad de la Cruz Castro a la licenciada en Terapia Física.

Fernández Palma ha insistido en salir de misión porque necesita el dinero para poder arreglar su vivienda.

Según Virginia, las condiciones en su casa son precarias, tiene una hija de once años, y su vivienda está apuntalada.

«Tengo una difícil situación, y con el poco dinero que recibiría podría reparar la vivienda», detalla.