visa-negadaAl final han sido 9 los negados de 24 cuentapropistas cubanos que se presentaron en el consulado de Estados Unidos en La Habana que habían sido seleccionados para recibir cursos de formación en el programa de verano InCubando de FIU en Miami.


Sebastián Arcos, subdirector del Instituto de Estudios Cubanos de FIU, explicó que es lo que quiere el programa de la Universidad Internacional de la Florida y la fundación StartUp Cuba, y no es más que fomentar el espíritu empresarial en la isla y es anterior al restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países.

Belkis Maura Duarte, una abogada que apostó por el cuentapropismo fue una de las negadas y debido a esto hizo una carta abierta al presidente Obama que la pueden ver aquí, ella actualmente posee un hostal conocido como Casa BelkiSacha, en La Habana.

Ángel Antonio Ruiz Dueñas, quien lleva un taller de diseño gráfico en San Miguel de Padrón, fue otro de los seleccionados por FIU. Dueñas aclara que él no puede ser considerado como cuentapropista debido a las trabas burocráticas del enrevesado sistema empresarial en la isla. Su propósito al optar por el programa de Incubando era “actualizarme en el mundo del diseño y tratar de conseguir un socio que me colaborara en la modernización tecnológica de forma tal que pudiera garantizarme un salario diario tanto yo, como mis trabajadores”.

Este fue el comentario de Dueñas en su paso por la embajada estadounidense en la Habana: “apenas tuve la oportunidad de presentar mis razones, en esa entrevista no mediaba el factor humano. Es como si una máquina estuviera recibiendo la información y al final decidiera si otorgarte el visado o no”.

El Nuevo Herald se comunicó con el Departamento de Estado que declinó hacer comentarios sobre el tema. Argumentando vía email de esta manera “La sección 222 F de la Ley de Inmigración y Nacionalidad nos prohíbe discutir casos individuales de otorgamiento de visas”.