Una misiva fue enviada a la presidenta chilena Michelle Bachelet, en la que catorce ex ministros del país suramericano y la oposición como la coalición oficialista rechazan la invitación a Nicolás Maduro y al general Raúl Castro a la ceremonia de toma de posesión del presidente electo Sebastián Piñera el próximo 11 de marzo, apuntó Efe.

En la carta indican que “los gobiernos de los países citados anteriormente no son legítimos, puesto que en el ejercicio del poder han perseguido y silenciado a voces disidentes, suprimiendo las más elementales libertades y violando sistemáticamente los derechos humanos”.

“Le pedimos a la presidenta un gesto de solidaridad con los pueblos de Cuba y Venezuela, que sufren la represión de quienes abusan del poder a fin de perpetuarse en él e impedir la consolidación de un sistema democrático, como sí lo ha logrado Chile después de mucho sufrimiento”, acotan.

Para los que rubricaron la misiva es un gran error reiterarles la invitación al cambio de mando presidencial a Nicolás Maduro y a Raúl Castro “quienes son incapaces de garantizar en sus respectivos países la alternancia en el Poder, por medio de la celebración de elecciones libres, justas, plurales y democráticas”.


Andrés Zaldívar, en su calidad de exministro de Hacienda e Interior; Jorge Burgos, Defensa e Interior; Mariana Aylwin, Educación; Felipe Kast, Desarrollo Social; Andrés Velasco, Hacienda, y Luciano Cruz-Coke, del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes, son algunas de las personalidades de la política chilena que firmaron la carta.

El 15 de febrero pasado, el Partido Demócrata Cristiano (PDC) de Chile, de igual modo, pidió al autócrata venezolano no participar en la investidura de Sebastián Piñera como presidente de Chile, luego de que el Gobierno de la presidenta socialista Michelle Bachelet ratificara la invitación.

En la web del partido sus miembros declaran: “Hacemos una invitación al presidente Nicolás Maduro a abstenerse de participar en el cambio de mando Presidencial de nuestro país. Los democratacristianos debemos mirar y construir con esperanza el corto, mediano y largo plazo de Chile y América Latina”.

Como precedente, la Red Latinoamericana de Jóvenes por la Democracia (JuventudLAC), lanzó una campaña en la que recogió firmas para pedir al Gobierno chileno no invite a Maduro ni a Castro, a la toma de posesión de Piñera.

(Con información de Diario de Cuba)