Havana World Music, uno de los festivales de música más esperados en Cuba parece que llegará a su fin luego de 6 años en los que convirtió a La Habana en un circuito de referencia obligada para el consumo de música y estilos diversos. Un festival por el que han pasado artistas de los cinco continentes y también estrellas del patio como Van Van, Havana D’Primera, Síntesis, Roberto Fonseca, X Alfonso, Interactivo, Dayme Arocena, Gretel Barreiro y Toques de Río.

El Havana World Music es esperado por muchos cubanos y también por turistas gustosos que cada marzo llegan a la Isla, solo para disfrutar de este mega evento, que tiene el mérito de traer cada año hasta Cuba bandas diversas, para que el público cubano pueda conocer lo que se escucha fuera de la Isla y también para que conozca a los artistas cubanos noveles como sucedió con el fenómeno musical Cimafunk.  


Organizado por el Instituto Cubano de la Música, el Centro Nacional de Música Popular, el British Council, el Ministerio de Cultura, la Asociación Hermanos Saíz (AHS) y la Fábrica de Arte Cubano (FAC), Havana World Music logra que cada año el evento se renueve y que ninguna banda repita.

Por ese motivo, el Festival tiene un público fiel que ha llegado a repletar conciertos con más 10 mil espectadores y que a lo largo de estos seis años ha  podido escuchar lo mismo son, que changüí, jazz, R&B, blues, salsa, rock, pop, trova, hip hop, pop rock, rap, reggae, música electrónica, rock and roll y hasta afro reggae. 

Sin embargo, este año el Festival en su edición número seis no sólo fue diferente por las sonoridades y bandas que se presentaron, sino porque trajo la noticia que muchos nunca quisieran haber escuchado. La cantante y compositora Eme Alfonso, directora artística del Festival anunciaba públicamente que Havana World Music tendría su última edición debido a la falta de compromiso de algunas instituciones organizadoras:

“El cambio de lugar no ha sido decisión de la organización del Festival, aún nadie ha dado explicaciones de por qué a tres días del festival, nos cambian de lugar cuando llevamos meses curando, organizando y preparando el Parque Metropolitano. Es precisamente por eso que no podemos seguir haciendo Havana World Music porque con incertidumbres, inseguridades y falta de compromiso no podemos garantizar la calidad que nos caracteriza. Gocemos esta edición y disfrutemos de los artistas como nunca”, escribió Eme Alfonso en la cuenta del Festival en Facebook.


El Havana World Music que ha tenido como sede icónica el parque Metropolitano de La Habana en este 2019 tuvo que moverse inesperadamente para el Salón Rosado de la Tropical.

Pese a todo, los tres días que duró el Festival fueron sorprendentes. 24 bandas en 20 conciertos hicieron que el público abarrotara la Tropical para disfrutar de espectáculos que parecían interminables. 

Por la parte cubana, Telmarys y su Havana Sana junto a Erick Iglesias Rodríguez conocido como “Cimafunk estremecieron la tarima. Por otra parte Kumar, luego de muchos años sin cantar, reapareció en escena, mientras la percusionista Yissy García y Bandanchacompartió su energía. Pero el festival trajo más sorpresas: Elito Revé, Nengón Kiribá, Los muñequitos de Matanzas y Manolito Simonet también dejaron buena vibra musical. Por la parte internacional sorprendió la banda californiana Ozomatly que tiene casi 20 años mezclando estilos como la salsa, el hip hop, el jazz y el funk y también la banda surcoreana Korean Men con un increíble estilo estético y musical.

Fueron tres noches de mucha música diversa de la mano de Barry Paquin Roberge, Monsieur Doumani, Les Deuxluxes(Canadá),  Francisco El Hombre (Brasil), Diego Guerrero (España), Nomadic Massive (Canadá), Mental Abstrato (Brasil), Vox Sambou (Haití), iLLBiLLY HiTEC ft. Lengualerta (Alemania), Renu (India), Ëda (Francia) y Monsieur Doumani (Chipre).

Si se acaba el Havana World Music, no solo habrá terminado el mejor evento de Cuba para disfrutar en vivo ritmos de latitudes distantes, habrá sido el fin también de un concurso como Primera Base, que ayuda a visibilizar los talentos jóvenes cubanos que no cuentan con el apoyo de una empresa ni sello discográfico. Un concurso que premia a sus ganadores con un concierto en el Havana World Music, la difusión de su música en medios de comunicación, la grabación de 3 temas en un estudio profesional, así como un contrato de distribución digital de esos tres temas.

Durante las galas del Festival Eme Alfonso dijo que está dispuesta a dialogar con las instituciones organizadoras: “Quiero preguntarles qué podemos mejorar como festival: quiero sentarme a hablar con ellos; creo que nos lo merecemos”, confesó la cantante.

¿Terminará para siempre el Festival? Esperemos que los diálogos sean positivos para que finalmente no muera el Havana World Music que le ha dado al público cubano la posibilidad de saber en estos seis años lo que se hace musicalmente fuera de la Isla.