Foto de Biscayne National Park, Miami Herald

El propietario de un bote comercial de pesca de unos 34 pies tuvo que entregarlo a las autoridades como parte de un acuerdo tras haber sido descubierto el pasado mes de agosto involucrado en una pesca ilegal, recogió el Miami Herald.


Durante el pasado verano, Alfredo Sarinas García, el capitán a bordo de ¨Silvita¨, fue atrapado con aproximadamente 300 langostas y cangrejos en el Parque Nacional de Biscayne.

Lo que comenzó como una inspección de rutina descubrió 231 colas de langostas ilegalmente escondidas , junto con más de dos docenas de langostas de tamaño pequeño, dijo el portavoz de la patrulla marina del parque, Robert MacKavich.

Otras 22 garras de cangrejo que estaban fuera de temporada estaban escondidas en un par de cubos. El oficial también descubrió un pargo y pez hogfish de tamaño insuficiente.

Las leyes federales en la pesca son especialmente estrictas. Pescar fuera de temporada podrían representar multas de hasta 250,000 así como años de prisión.


García se declaró culpable de dos cargos y está pendiente de sentencia. Por su parte la compañía propietaria del barco, ha puesto el mismo a disposición de las autoridades como parte de un acuerdo.

Debido al cierre del gobierno, MacKavich dijo que no está claro qué se hará con el barco, confirmó el Herald. Los funcionarios del parque pueden decidir conservarlo o venderlo, dijo.