Según arroja una investigación de The Associated Press, el Departamento de Justicia Federal de EEUU no alertó a funcionario norteamericanos sobre los intentos de hackers rusos por acceder a sus cuentas privada de Gmail, a pesar de contar con esa evidencia.


“Nadie me dijo nunca: ‘Joe, has sido atacado por este grupo ruso’. Que nuestros propios servicios de inteligencia no me hayan alertado es lo que encuentro más desconcertante como profesional de seguridad nacional”, dijo Joe Mazzafro, exfuncionario de inteligencia de la armada, cuyo buzón electrónico fue objeto de intentos de ataque por hackers en 2015.

Por su parte, el FBI no respondió a la mayoría de las preguntas de AP, y en cambio envió un comunicado en el que aclara que “notifica rutinariamente a individuos y organizaciones de las amenazas potenciales a su información”.

Varias personas vinculadas a las investigaciones aseguraron que el FBI sabía de los intentos de Fancy Bear para hackear los buzones de Gmail.

Por su parte, alginas de las personas que fueron víctimas de esos ataques asegura que no culpan al FBI por no avisarles.


“La expectativa de que el gobierno va a proteger a todo el mundo y va a avisarle a todo el mundo es falsa”, aseguró Nicholas Eftimiades, exagente técnico de la Agencia de Inteligencia de Defensa que enseña seguridad nacional en la Universidad Estatal de Pennsylvania en Harrisburg.