fidelGarcia-marquezLas autoridades federales de Estados Unidos en especial el Buró Federal de Investigaciones (FBI) espió al escritor colombiano Gabriel García Márquez durante 24 años entre otras cosas por su relación con Fidel Castro.


Los espionajes del FBI contra García Márquez comenzaron cuando el premio Nobel de Literatura viajó a Manhattan con su esposa y su primogénito, Rodrigo, para trabajar en una oficina de la agencia de noticias cubana, Prensa Latina.

Entre los detalles reflejados por los documentos desclasificados se incluye que García Márquez pagaba US$200 al mes por alojarse en un hotel de Manhattan y que se emplearon «nueve informantes confidenciales» para seguirle los pasos.

El Washington Post reconoce que la razón para vigilar a «Gabo» no está claramente reflejada en los documentos, pero consultado por el periódico su hijo mayor, Rodrigo García, señaló que no era algo de sorprender.

«Teniendo en cuenta que este colombiano estaba en Nueva York para abrir una agencia de prensa cubana, lo inusual habría sido que no lo espiaran», dijo García agregando que lo irónico fue que a su padre lo despidieron pocos meses después por no ser lo suficientemente radical.


La amistad que después surgió entre Fidel Castro García Márquez aumento la vigilancia por parte del FBI contra el escritor colombiano.