¿Quién se resistiría a un puro cubano? Los habanos o tabacos 100% hechos en Cuba, dado que sus hojas y la manufactura tienen el sello de la Mayor de las Antillas.


Cuando los españoles llegaron a la Isla, la planta del tabaco se extendió por el mundo, así como la pasión por los puros, y desde 1717 se comercializan tabacos, ya en el siglo XIX en el país caribeño había unas 10.000 vegas, y 1.300 fábricas.

Figuras del mundo de la política, del arte y de la ciencia han sido captadas históricamente con un tabaco cubano, desde el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud, Mark Twain, popular escritor estadounidense, o el primer ministro de Inglaterra, Winston Churchill.

Pero el tabaco no pasa de moda, y además de un símbolo de cubanía, revela cierto estatus, clase, o un aire de grandeza del que las celebridades del siglo XXI, no quieren escapan.


Desde el cantante, compositor y bailarín estadounidense Usher hasta el rapero Jay-Z, el afamado actor Nicolas Cage, el emblemático Jack Nicholson, e incluso las hermanas Kardashian, una de las familias más mediáticas de los últimos tiempos.