Con frecuencia escuchamos de iguanas en los baños de viviendas en el sur de la Florida, y una vez más volvió a suceder el pasado lunes en una casa en el vecindario de Coconut Grove en el suroeste de Miami Dade.


Camilla Hire estaba sola con sus hijos cuando se disponía a utilizar el baño. Dijo a WSVN News que recién había acostado a su niño menor cuando al entrar notó a la iguana en su inodoro.

«El lagarto apareció con sus garras y su cara», dijo Hire añadiendo que se quedó quieto mientras la miraba fijamente.

Aterrada con la inesperada sorpresa, Hire salió del baño gritando, cerró la puerta detrás suyo, saltó a la cama y llamó a su esposo que no estaba en casa en ese momento.

«Mi esposa esencialmente dice que hay un reptil saliendo del baño y que necesito correr a casa lo más rápido posible», dijo Oliver. «Se enfrentó a una escena de Jurassic Park en nuestro baño, algo que definitivamente condimentó un lunes por la noche».

Oliver no pudo sacar a la iguana, por lo que llamaron a un experto.


Harold Rondan, de Iguana Lifestyles, resolvió rápidamente el problema a la mañana siguiente, pero el matrimonio tuvo que pasar la noche con el lagarto en su baño.

Rondan dijo que las iguanas pueden entrar en las casas arrastrándose por una ventilación del techo o una tubería en la parte superior de su techo. Para evitar esto, aconseja que se revisen estas entradas para que estén cubiertas.