Una familia de opositores recientemente condenada a prisión en un juicio amañado en la oriental provincia cubana de Holguín, denunció hoy que fueron amenazados de muerte por un simpatizante del régimen.

Los hermanos Anairis y Adairis Miranda Leyva y Fidel Manuel Batista Leyva fueron sentenciados a un año de prisión; en tanto, su madre Maydolis Leyva Portelles a un año de arresto domiciliario por los cargos de «difamación a los mártires de la Patria y desorden público» a raíz de la muerte del ex dictador Fidel Castro.

Mediante un comunicado de la organización Directorio Democrático Cubano, la familia denunció que fueron amenazados por el mayor de la policía Freddy Agüero, quien les dijo que unos reclusos le iban a quitar la vida cuando ellos fueran a la prisión y que sus ataúdes ya estaban listos.

Anairis, una de las hermanas sancionadas, dijo en la misma nota que el juicio de apelación del lunes «estuvo totalmente amañado y militarizado por las fuerzas del régimen castrista”, por la participación de toda la jerarquía del Ministerio del Interior de la provincia.

También denunció que “el Fiscal Fernando Sera volvió a insultarles con un acto de repudio».