Una familia cubana de Hialeah está pidiendo ayuda después de perderlo todo en un incendio.


La pareja que tiene una pequeña de 10 años se salvó de no estar en la casa en el momento del incendio pero perdieron todas sus pertenencias.

«En un minuto te cambia la vida 360 grados, pero gracias a Dios estamos vivos. Y a seguir pa’lante. Este era el castillo de mi princesa, ahora está en ruinas… perdimos una batalla pero no la guerra» dijo el cubano padre de familia con lágrimas en los ojos durante una entrevista con Univision.

«Perdimos nuestra casa por un fuego accidental. Necesitamos toda la ayuda posible» dijo en una cuenta GoFundme donde está recaudando dinero.

Hasta el momento de la nota se habían recaudado $2,465 dólares.