El domingo en la mañana, un cuerpo de bomberos cubanos se movilizó a causa de una falsa alarma de incendio en el Hotel Habana Libre del Vedado, dio a conocer el diario estatal Granma.


Sobre las 11:00 am del domingo, una humareda blanca se extendía a salir de El Polinesio, bar-restaurante perteneciente al hotel; y los vecinos de la zona llamaron a los bomberos temiendo un incendio, detalló el medio.

Según declaró al periódico Jorge Luis Castellanos, especialista de Inversiones del Habana Libre, nueve carros de bomberos, patrullas y otros agentes del orden se movilizaron hacia el lateral del Habana Libre, listos para apagar el fuego, que “por suerte nunca ocurrió”.

El Polinesio, fue fundado junto al hotel desde 1958, se ubica en el ala lateral correspondiente a la Avenida 23, y se especializa en carnes al horno; en sus inicios lo hacía con troncos de mangle rojo, ahora utiliza macurí, otra especie de árbol que crece fácilmente en los humedales cubanos, comentó el directivo.

“Las carnes de pollo y cerdo desprenden mucha grasa. Lo que ocurrió hoy (el domingo) es que subió el volumen de calor en la leña del macurí. La grasa concentrada en el horno se quemó y empezó a emanar más humo de lo normal a través de los extractores, que dan al ala lateral del hotel. Por eso se alarmaron los vecinos”, explicó.


Al percatarse de la humareda, los 20 empleados del restaurante estatal se pusieron en función de controlarla.

El funcionario argumentó que al bajar el calor de la cocina, separada del área de las mesas por unos gruesos cristales, “sólo tuvimos que utilizar uno de los cuatro extintores del Polinesio. Aún no había abierto al público y apenas empezaban a prepararse las carnes del día”.

“Pudimos comprobar la agilidad de los cuerpos de bomberos y demás autoridades de la ciudad ante el peligro de incendio y nos sirvió de simulacro”, alegó Castellanos exponiendo la parte positiva del incidente.

En la tarde del domingo, ya todo había vuelto a la normalidad en las avenidas 23 y L; y ni el restaurante del hotel, ni sus trabajadores sufrieron daños, concluyó Granma.

(Con información de Diario de Cuba)