Falleció el jueves en La Habana, el general de brigada, Adalberto Rabeiro García a los 73 años de edad, el militar fue un connotado represor de los órganos de seguridad e inteligencia castristas que se desempeñó en la década de los 90 como jefe de la cárcel de instrucción de 100 y Aldabó, en la capital cubana.

Rabeiro además ejerció como jefe de la Dirección General de Investigaciones y Operativos del Ministerio del Interior, a través de una breve nota la televisión estatal informó acerca de su deceso.

En el Departamento 10, de Villa Marista se destacó por su labor de Contrainteligencia, con el grado de coronel, y poco tiempo después ascendió a general de brigada.

Rabeiro estuvo vinculado con la coordinación de equipos de penetración al exilio cubano en Miami, New York, Boston, Los Ángeles y Houston, que jugaron un papel significativo en la propaganda y movilización en favor de los cinco espías cubanos detenidos en Estados Unidos.


Los llamados “cinco héroes” por el régimen de La Habana, que fueron liberados en 2014 debido a la inauguración del deshielo iniciado por el ex mandatario estadounidense, Barack Obama.

El general de brigada también estuvo ligado en 2001 a una sonada trama contra el empresario panameño Alejandro Abood, de 50 años, quien fue acusado de agente de la CIA, en conexión con otros dos altos funcionarios de la Oficina de Asuntos Especiales del Consejo de Estado cubano.

En la década del 90, específicamente en 1994 Rabeiro estuvo a cargo de las investigaciones que siguieron al arresto de un grupo de cubanos que intentaron desviar una embarcación que cubría la ruta entre Guanabacoa y La Habana hacia EEUU.

(Con información de Martí Noticias)