Norge Rodríguez, un cubano experto en telecomunicaciones en la isla, aseguró a la agencia EFE que los datos oficiales de conectividad ofrecidos por el gobierno están inflados.

Según el gobierno en 2016 el país tenía más de 4,5 millones de usuarios de internet, lo que significa 403 conectados por cada 1.000 habitantes de la nación caribeña (11,1 millones de habitantes).

«Hay un problema serio con esas cifras», porque, según Rodríguez Cuba contabiliza como acceso a internet las conexiones a la intranet nacional, de contenidos limitados, y el uso del correo electrónico Nauta, también interno.

El índice anual de desarrollo de las tecnologías de la información y la comunicación de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU) sitúa a Cuba en el puesto 166 de 176 países en cuanto a acceso, y en penúltimo lugar en Latinoamérica, solo Haití tiene cifras peores que la isla.