base_image


Muchos son los cubanos que optan todavía por abandonar el país. En lo que va de año fiscal, más de 44 mil cubanos han arribado a territorio estadounidense, lo que supera el número de los que llegaron el pasado año.

Hasta el 11 julio del año fiscal 2016, 44,353 cubanos arribaron a territorio estadounidense por aeropuertos, puntos fronterizos y por vía marítima, según cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza. Estos números no incluyen a los que han llegado a las Islas Vírgenes.

En su último parte del 22 de julio, la Guardia Costera reportó que desde el 1 de octubre, 5,485 cubanos intentaron arribar a las costas de Estados Unidos.

La mayoría de cubanos que llegan a territorio estadounidense lo hacen atravesando México, varios países de Centroamérica y Colombia, en una travesía que comienza usualmente desde Ecuador o Guyana.

El aumento de la emigración cubana desde el inicio del llamado “deshielo” e incluso desde años anteriores se ha hecho más visible debido a los miles de cubanos que desde fines del año pasado e inicios del actual quedaron varados en Costa Rica y Panamá. Con el apoyo de organismos internacionales y EE.UU., unos 9,164 cubanos fueron trasladados desde esos países hasta México y de allí a la frontera con Estados Unidos.


Centros de investigación como el Consejo de Asuntos Hemisféricos (COHA, por sus siglas en inglés) y medios como The New York Times han abogado por el cambio de la política migratoria y el cese del llamado “privilegio cubano”. El argumento utilizado es que la política hacia los cubanos representa “una situación injusta para otros inmigrantes alrededor del mundo que sufren de la violencia y la opresión”, según un artículo del COHA.