Con un acto celebrado en la Casa del Preso, sede del presidio político histórico cubano, el exilio recordó el 165 aniversario del natalicio de José Martí y manifestó su solidaridad con los presos políticos cubanos, entre los que se mencionó el caso de Armando Sosa Fortuny.


El evento contó con un homenaje al héroe nacional de Cuba, donde los oradores destacaron la importancia de su pensamiento y el valor de sus acciones a favor de la democracia en el país caribeño.

El poeta Ángel Cuadra al referirse a la importancia del Maestro para la libertad de los cubanos dijo, “siempre es importante revitalizar a los fundadores de la nación”.

Los coordinadores de la cita también destacaron a los que están presos en Cuba, por expresarse como partidarios de la libertad y de los derechos humanos.

Sosa Fortuny, está encarcelado en Kilo 7 de Camagüey, el disidente ha pasado 41 años tras las rejas, recordó José Luis Fernández presidente del Presidio Político Histórico.


“Estamos honrando a Martí pero también con el mismo fervor y respeto recordamos a los presos políticos cubanos que guardan prisión en las ergástulas castristas y en particular a un nuestro hermano Sosa Fortuny una figura emblemática en la lucha contra el totalitarismo”, añadió.

Además de Presidio Político, Hasta la Libertad y la Democracia, el Instituto de Memoria Histórica contra el Totalitarismo y la Séptima Provincia, participaron del acto en el exilio.

En las cárceles cubanas permanecen al menos 103 prisioneros políticos, subrayó un informe del Observatorio Cubano de Derechos Humanos presentado a mediados del 2017.

Entre los presos, el OCDH mencionó al prisionero de conciencia, Armando Sosa Fortuny, que ha permanecido en prisión en la Isla, 41 de sus 75 años de vida por rebelarse contra la tiranía.

(Con información de Martí Noticias)