Aunque el Observatorio Cubano de Derechos Humanos (OCDH) con sede en Madrid, España considera como positivo que el régimen cubano haya liberado al biólogo Ariel Ruiz Urquiola, exige al Gobierno de Cuba reformar las leyes que criminalizan a quien defiende los derechos humanos.

A través de un comunicado el OCDH pide que de manera urgente se reforme “la ley 62 o Código Penal, eliminando cualquier posibilidad de ser encausado, juzgado, encarcelado o multado por el ejercicio de los derechos y libertades fundamentales, recogidos por todos los estados democráticos”.

“Mientras no ocurra una reforma general de la legislación cubana adaptándola a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, siempre estaremos a merced de supuestos gestos humanitarios del gobierno cubano, que en realidad son movimientos interesados de fichas en un ajedrez político y no el reconocimiento de los derechos, dignidad e integridad de cada ciudadano como persona humana”, apuntó la organización.

El científico cubano Ariel Ruiz fue liberado el martes con una licencia extrapenal, pero el Observatorio señala que “nunca debió estar preso” como “tampoco deben estarlo el más de un centenar de prisioneros políticos que continúan en las cárceles cubanas por pensar diferente al gobierno del Partido Comunista”.


Asimismo subrayó que en mayo pasado en la Isla se llevaron a cabo 108 detenciones arbitrarias, 1.332 en el primer semestre de este año, y también el régimen ha seguido restringiendo la libertad de movimiento de activistas y opositores, a los que en muchas ocasiones se les impide salir de Cuba.

“Estas son actuaciones cada vez más frecuentes en la medida en que empeora la situación económica y los medios independientes dejan en evidencia la nefasta respuesta del gobierno de Díaz-Canel ante acontecimientos como los derrumbes de inmuebles tras las lluvias”, añade el informe.

(Con información de Martí Noticias)