«Si EEUU tiene pruebas claras de que alguien ha interferido en nuestras elecciones, debemos darlas a conocer», señaló Sean Spicer, del equipo de transición de Trump.


«Políticamente, mucha gente de izquierda continúa socavando la legitimidad» del triunfo de Trump, lo cual es, «desafortunado”, continuó Spicer.

Distintas Agencias de inteligencia de EE.UU han afirmado que Rusia llevó a cabo ataques informáticos contra el Partido Demócrata para beneficiar a Donald Trump, que por supuesto Moscú ha negado.

El equipo de transición indicó que el presidente electo, tendrá reuniones con distintos integrantes de su gabinete para ventilar temas como el trabajo de transición y la seguridad nacional.