Ordenamiento en Cuba

Un ex piloto cubano arremetió contra el gobierno de Cuba y el llamado «ordenamiento» que ha agravado la situación económica de los cubanos.


A continuación les dejamos todo el análisis de este cubano que desenmascara a los dictadores y su desprecio por el pueblo cubano.

En mis comentarios no acostumbro a mencionar nombres, pero en esta ocasión me es imposible no hacerlo.

Es increíble que después de los cinco años de trabajo, planteado por Murillo, que utilizaron para realizar todos los cálculos y ajustes para el llamado “reordenamiento”, haya resultado un trabajo con tantas deficiencias, de tanta subestimación al pueblo, a los trabajadores y a los retirados; con tanta falta de conocimientos de la real situación económica y de sacrificio de la población; con tan mal análisis de los gastos familiares en la actualidad; con tan poca consideración al trabajo y los sacrificios de los ancianos retirados que son a los que debemos nuestra historia y los lujos que hoy la dirigencia de este país disfruta; con tanta falta de respeto al querer esquivar la responsabilidad que han tenido los dirigentes de la situación económica y social que sufre nuestra sociedad y al no querer escuchar que las condiciones para este reordenamiento no estaban preparadas, que el alza de los precios ustedes no la podrían controlar y que la escasez, la improductividad y los problemas en el abastecimiento serían el obstáculo principal.

En sus análisis se les olvidó consultar la historia de nuestro país a partir del año 1959 para conocer las responsabilidades que ha tenido el gobierno en todos los problemas que hoy sufrimos y que no nos han permitido desarrollarnos por encima del bloqueo, donde podemos señalar desde la mala utilización y el derroche de los recursos financieros del país; una “Reforma Agraria” inconclusa, una “Ley de Reforma Urbana” que dejo a los edificios e instalaciones sin mantenimiento constructivo; una “Ofensiva Revolucionaria” que privó al pueblo de los servicios elementales y creó ministerios y consolidados que solo incrementaron la burocracia y el exagerado gasto del presupuesto del país sin satisfacer las necesidades; inculcaron el odio en la sociedad, donde enfrentaron a padres e hijos, hermanos, vecinos y amistades, simplemente porque tenían diferentes ideales o querían residir en el extranjero; lograron la desunión de la familia que es la célula fundamental de la sociedad; nos inculcaron ideales por los cuales fuimos capaces de arriesgar nuestras vidas, muchos la perdieron y otros quedaron mutilados en guerras ajenas que pronto se supo que fueron innecesarias; donde arriesgaron la seguridad de nuestro país por los multimillonarios gastos en medios y recursos, solo para buscar un voto favorable en la ONU o alimentar el ego de algunos dirigentes; nunca se preocuparon por elevar el nivel de vida del pueblo y desorganizaron la pirámide salarial que hoy quieren reconstruir sin las mínimas condiciones; inflaron las plantillas para aparentar que no teníamos desempleo; muchas de estos aspectos son los causantes de las indisciplinas laborales, de la improductividad, los altos costos, la malversación, la bolsa negra, la corrupción, el acaparamiento, la falta de valores y el que haya muchos que no quieren que se acabe la escasez, porque con eso lucran; se destruyó la agricultura, la ganadería, el transporte, la aviación, etc; provocaron el desánimo y la desconfianza en la juventud, causando que una gran mayoría emigrara en busca de mejor desarrollo, por lo que se incrementó la tasa de habitantes mayores de 60 años; se fueron muchos profesionales, causando la pérdida de la profesionalidad de nuestra fuerza laboral, etc. etc. Por tanto ¿cómo es posible que Murillo y la Ministra de Finanzas y Precios sean capaces de decir en TV que el estado no es el único responsable de la situación que tienen los retirados y los ciudadanos vulnerables? ¿Es acaso el pueblo el responsable? ¿Quiénes han virado la economía de la nación “patas arriba”?¿Es acaso el pueblo el que debe sufrir las causas de este reordenamiento?


Murillo y la Ministra alegan que el salario se incrementó como promedio 5 veces y lo plantean para hacer creer que esto es algo muy notorio; si se compara con los salarios de América Latina, Cuba tiene el salario mínimo más bajo de toda la región (incluyendo Haití),equivalente al 29,6% del salario mínimo promedio de toda la región, pero si tenemos en cuenta que los precios han subido como promedio más de 27 veces (y en los negocios estatales en más de 45 veces, sin tener en cuenta los electrodomésticos y otros productos), el incremento salarial no significa ningún alivio, por el contrario, nos pone por debajo del costo de la vida al pueblo trabajador y a los pensionados más, no así a los dirigentes.

Precios Cuba

Aquí solo estamos hablando de los productos de la Canasta Básica o normados, que solo durarán para los primeros 10 o 12 días del mes ¿y el resto del mes qué?. Además, el hombre no puede vivir como indígena, cualquier persona necesita pelarse, vestir y calzar a la familia, comprarle los artículos escolares a los hijos, comprar otros artículos que le faciliten la vida y algunas actividades de esparcimiento que son obligatorias en una familia (no estamos hablando de unas vacaciones de 15 días en Varadero gastando más de 100 mil dólares). No se puede pretender que después de más de 60 años de trabajo, sacrificios y escaseces le impongamos al pueblo una vida sin alguna holgura económica mientras los dirigentes del país se muestran exhibiendo una vida amplia de grandes lujos y comodidades.

Por todo lo explicado es que considero que los cinco años que invirtieron en esos análisis no arrojaron la realidad del pueblo cubano, porque los dirigentes están muy distanciados del pueblo, ninguno de los que participaron sabe cómo vive el pueblo, cuáles son los precios y cómo se comportan los precios en el mercado de acceso a la población. Por no hacer caso a las opiniones de la población se han metido en un callejón sin salida y solo piensan que el nuevo presidente de EEUU los sacará del apuro, sin acordarse que la situación de la población es cada vez más tensa y el malestar se está incrementando. Recuerden que si algo aumentó la rebeldía de los cubanos durante el gobierno de Batista fue la represión del ejército y la policía. Evitemos un derramamiento de sangre innecesario, simplemente por la tozudez de los dirigentes que no quieren entender que ya no se puede seguir experimentando con el bienestar de la población, que ninguna de las fórmulas experimentadas durante 60 años ha dado resultado, la vida es una sola y el pueblo se cansa de la subestimación. Entiendan que es urgente cambiar el sistema económico del país; si no se sienten capaces de hacerlo, den paso a la juventud con ideas frescas.

Quisiera que las “ciber-clarias”, los extremistas y los Humberto López del NTV no intenten desvirtuar mis planteamientos, ni traten de usar sus viejos métodos de desprestigiar con mentiras a todo aquel que tenga ideas diferentes de las tan cacareadas consignas. A mí no me paga nadie, trato de vivir de mi retiro; no pertenezco a ningún grupo ni partido de los que uds. llaman opositores; no incito a la violencia, ni la rebeldía, ni a hechos sangrientos; no quiero ni aliento la intervención extranjera y lo que más anhelo son los cambios pacíficos, los entendimientos y todo lo que mejore el nivel de vida del pueblo y respete sus derechos. Solo pido a mis amistades y a los que me leen, que sigan el ritmo de mi vida y la de mi familia, porque, aunque no quisiera, puede pasar de todo.