Ex congresista Ileana Ros-Lehtinen insta a la mujer cubana a seguir el ejemplo de las Damas de Blanco/Imágenes tomadas de 14yMedio y Martí Noticias

La ex congresista cubanoamericana Ileana Ros-Lehtinen, primera mujer en ocupar un escaño en la Cámara de Representantes (1982) y el Senado de la Florida (1986), hizo un llamado a las mujeres cubanas para que sigan el ejemplo de las Damas de Blanco, reporta Martí Noticias.


«En este día, les quiero decir a las mujeres cubanas que observen el ejemplo de las Damas de Blanco, quienes han sacrificado todo, reciben golpes, son arrestadas y hostigan a su familia, pero sin embargo continúan haciendo lo posible para ayudar a que Cuba sea libre», expresó la republicana, a propósito de este 8 de marzo, cuando se conmemora el Día Internacional de la Mujer alrededor del mundo.

Ros-Lehtinen, quien fuera en Washington una de las principales voces de denuncias contra las violaciones a los derechos de las mujeres, siempre defendió a ultranza a las féminas.

La ex legisladora emigró de la Isla a EEUU con apenas 8 años, y según relata sus padres le inculcaron desde pequeña «el amor por Cuba»

Sin embargo Ros-Lehtinen, admite nunca pensó llegaría tan lejos, aunque fue su fallecido padre, Enrique Ros, quien la guió a adentrarse en la política estadounidense.


«La mujer también ha sido un ejemplo vivo en la lucha por la democracia en Venezuela. Tenemos el caso de María Corina Machado, esa es una futura presidenta», sostuvo la también Máster en Educación de 68 años.

En su opinión, las mujeres tienen derechos que ninguna dictadura puede negar, «derechos que Dios nos dio».

«Sin dudas el machismo existe, pero he visto que en EEUU, en nuestras comunidades cubanoamericana, venezolana o nicaragüense, se valora a la mujer, no hay distinción a la hora de considerar quién tiene derecho a las oportunidades», confesó.

«EEUU es un país donde la igualdad se respeta», puntualizó, añadiendo que «los hombres latinos son muy buenos con las mujeres».

Sobre su vida personal, la cubanoamericana reveló la felicidad que le hacen sentir sus siete nietos, y aunque continúa trabajando en Washington regresa todos los fines de semana a Miami con su esposo el abogado y ex fiscal federal estatal, Dexter Lehtinen, para pasar tiempo en familia.