Los enormes cortes presupuestarios de la administración Trump a los parques nacionales del país podrían ser una de las causas por las que el Everglades National Park esté planeando elevar sus tarifas de ingreso, según reporta Miami New Times.

La regulación entraría en vigor a partir de enero de 2018 para pagar 88 millones en trabajos de mantenimiento atrasados. Los visitantes de entrada, de paddle-in y de moto pagarían 12 dólares en lugar de 8, mientras que los miembros anuales aumentarían de 40 a 50. Las tarifas subirían otra vez en octubre de 2018 a 15 y 60, respectivamente.

Pero los visitantes no son los únicos que tendrán que pagar más. Los permisos de uso comercial también se cuadruplicarán bajo la propuesta.

Mary Burnham y su esposo han llevado a cabo excursiones de kayak y acampadas en los Everglades desde 2010. Siempre han pagado 250 dólares al año, cifra que aumentaría a 1,000, el 6% de sus ingresos brutos.


«Eso es mucho dinero en comparación con lo que hacemos», dice Mary.

El Servicio de Parques Nacionales (NPS, por sus siglas en inglés) dice que el problema es la falta de financiación del Congreso, lo que ha llevado a la escasez de personal del parque durante años. Ahora, la administración Trump propone un recorte del 13% a NPS, que sería la mayor pérdida presupuestaria desde la Segunda Guerra Mundial.

Muchos residentes de los Everglades dicen que apoyan el aumento de tarifas si eso significa que el parque estará mejor protegido y mantenido. Evan Wexler, un maestro de escuela de 26 años de edad y voluntario del Parque Nacional Biscayne, visitó por primera vez a los Everglades con su familia cuando tenía 4 años.

«Yo apoyo el aumento de tarifas porque los parques no son financiados por el gobierno federal tanto como deberían ser», dice Wexler. «Creo que es una pena que la cuota tenga que ser aumentada por eso».

Wexler atribuye la mayor parte de la culpa al gobierno Trump por proponer un recorte tan grande a los presupuestos de los parques. «Si realmente estás haciendo a América otra vez», dice, «entonces da dinero a los parques fináncialos apropiadamente».

El público todavía tiene la oportunidad de protestar por los cambios. Los parques están aceptando comentarios y sugerencias sobre el programa de honorarios por correo electrónico hasta el 15 de septiembre.