Divorcio en Florida. Foto: MoteOo en Pixabay

Aunque los índices de divorcio en el Estado del Sol, figuran entre los más altos del país, una tendencia contraria ha sido observada por sociólogos en el último lustro, reporta Miami Diario.


Desde 2014 la tasa de matrimonios sube significativamente más que en el resto de EEUU, mientras la tasa de divorcios ha bajado un poco más en comparación con el resto del país, según el Departamento de Salud Pública de Florida.

Florida es uno de los lugares en Estados Unidos con altos índices de estrés, sin embargo es destino de miles de matrimonios de inmigrantes, a cuya relación pasan factura el aislamiento y las dificultades iniciales, indica el portal Religiolibertad.

En Florida se divorcian parejas de jubilados que se llevan mal, y allí afrontan su retiro, de igual modo matrimonios en crisis provenientes de otros estados y del extranjero, que piensan que el Estado del Sol podrá ayudarlos a mejorar su relación, no obstante el tiempo pasa y comprueban que el tema era la relación, no el entorno, y deciden divorciarse.

Sin embargo, expertos están comenzando a ver con asombro, que en ciudades como Jacksonville, en el condado de Duval, o Fleming Island, en el condado de Clay, los divorcios han caído un 28% en tan solo dos años.


Brad Wilcox, de la Universidad de Virginia, uno de los investigadores de las causas de este fenómeno, mencionó que «como expertos en familia, pocas veces hemos visto una inversión de esta magnitud en tendencias familiares en tan corto periodo de tiempo».

De acuerdo a un estudio de la Universidad del Estado de Florida en colaboración con el Centro de Florida de Investigación para la Prevención, programas de apoyo al matrimonio de algunas iglesias, pueden estar provocando la tendencia invertida, al reducir las tasas de divorcios.