Un nuevo estudio de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) acerca de la economía de Miami-Dade, reveló que Miami es la ciudad de EEUU donde hay más emprendimientos nuevos, donde existen más personas trabajando de manera independiente.

Sin embargo el salario medio en Miami-Dade es de unos $47,000 anuales, el salario promedio en una empresa con cuatro años de existencia o menos en ese condado es de solamente $42,000, según Maria Ilcheva, coautora del informe.

Se desprende entonces que hay una clase media que se reduce, y salarios bajos.

De acuerdo al Centro Metropolitano de FIU, los negocios creados hace cinco años o menos son ahora el 18% del total de empleos en el condado, al tiempo que el 22% de los adultos en edad laboral en Miami-Dade están creando o administrando nuevos negocios, si se compara con el promedio nacional de 13%, señala el reporte.


Otro dato interesante acota que cuatro de cada diez establecimientos en Miami-Dade tiene menos de cinco años.

En el país el 11% de los emprendimientos se lanzan por necesidad, no es búsqueda de una oportunidad; sin embargo en Miami-Dade esa cifra es de 19%, pese al hecho de que un mayor porcentaje de emprendedores en Miami, un 24% tienen al menos algún estudio universitario.

Jacqueline Bueno Sousa, directora regional del Centro de Fomento de Pequeños Negocios de la Florida (SBDC) en FIU explica en el informe que “todos los emprendimientos y no todos los pequeños negocios contribuyen por igual a la economía”.

Miami tiene ahora una enorme cantidad de pequeños negocios en su economía, en comparación con otras zonas metropolitanas grandes; la mayoría de los empleados en el condado trabajan en negocios con menos de 500 trabajadores.

El 81% de las compañías de Miami-Dade le dan trabajo a menos de 10 personas. FIU dice que “aunque en la región surgen nuevos negocios a un ritmo acelerado, esas compañías no generan empleos necesariamente”.

Por otra parte “el informe muestra que entre el 2005 y el 2015, la cantidad de establecimientos sin empleados en la zona de Miami-Dade aumentó 55.9 por ciento, casi tres veces el índice nacional”.

En 2015 el año de referencia usado en el informe, el salario medio agregado en firmas con menos de 10 personas en Miami-Dade era menos de $30,000.

La gran cantidad de inmigrantes que hay en el condado es un elemento impulsor para los emprendimientos con salarios bajos.

La profesora adjunta de investigación en el Centro Metropolitano, Maria Ilcheva detallaba que “la llegada de inmigrantes extranjeros… trae emprendedores”.

El informe también arroja que entre 2010 y 2017, más de medio millón de personas se mudaron al sur de la Florida desde el extranjero, y muchos de ellos han establecido sus propios negocios.

También apunta que si muchos de estos inmigrantes se dedican a crear negocios, aunque estén bien preparados sus ingresos probablemente sean bajos durante los primeros años.

El estudio sacó a la luz un declive en la cantidad de préstamos empresariales a pequeños negocios en Miami-Dade, aunque registra un incremento en la cantidad de préstamos a negocios con ingresos anuales de $1 millón o menos, el préstamo promedio bajó casi 50 por ciento a $16,000.

La investigación revela: “el menor crecimiento del empleo en los pequeños negocios, los salarios más bajos y los préstamos, todo esto está relacionado”.

“Los pequeños negocios necesitan un sistema de apoyo para crecer. Para un negocio pequeño que no tenga acceso adecuado a capital, ampliarse es un reto en términos de ofertas de productos o servicios, contratación de nuevos empleados y aumento de las ventas”, añade.

El estudio subraya que lo emprendedores necesitan asistencia técnica en forma de un plan de negocios, administración financiera o acceso a canales comerciales.

(Con información de El Nuevo Herald)