A raíz del derrumbe de una pared lateral de un edificio en la calle Ángeles y Monte en la Habana Vieja, Nara Miranda Lorigados, cubana madre de dos niños denunció el marcado deterioro de su edificio y la preocupación y miedo que sus vecinos y ella sienten ante un posible derrumbe.


Nara Miranda, es ilustradora y grabadora y reside hace seis años en un apto en el vedado, en la calle 6 y 1ra, a escasas cuadras del hotel Cohíba, lugar privilegiado, sin embargo el inmueble se encuentra muy deteriorado, con serios problemas estructurales, que ponen en peligro a las personas que viven en él; que hace años están tratando de que alguna entidad estatal se haga cargo de la situación pero hasta el momento ha sido en vano.

«Tengo miedo. La escalera de mi edificio se está cayendo», dijo en su cuenta de Facebook Nara publicando fotos donde se puede apreciar el deterioro del edificio.

Tengo miedo. La escalera de mi edificio se está cayendo…

Posted by Nara Miranda Lorigados on Saturday, December 18, 2021

Explica Nara en su cuenta de Facebook que en la reciente asamblea de rendición de cuentas, el delegado le informó que ya la situación de su edificio estaba en manos de la directora de Vivienda y que esta le respondió que iba a ver ese asunto.

«Le pregunté: ‘¿Cuándo exactamente va a pasar eso? ¿Qué es lo que van a hacer? ¿Van a asignar materiales, viene una brigada, y cuándo?’. El delegado no sabe. Así que me dijo: ‘No sé'», explica Nara.


Manifiesta Nara que en conversaciones con vecinos que residen desde hace muchos años, que lo estrenaron, nunca se le ha dado mantenimiento, dijo que según una vecina le enseñó fotos de las condiciones en que se encuentra el inmueble a una amiga ingeniera civil, que le dijo que el edificio está para demolición.

«Está muy mal hace años y nadie ha hecho nada. Yo recuerdo la primera reunión a la que fui hace seis años, cuando recién me había mudado. El mismo delegado diciendo que iba a ocuparse de resolver eso. Y no han hecho nada”, «Ya los vecinos hemos intentado que la arreglen, pero no hay respuesta. Y todas las semanas caen escombros. Estoy empezando a asustarme», añade Nara.

En su intento de resolver la situación ha hablado con vecinos para entre todos pagar la reparación, pero no logran ponerse de acuerdo por lo difícil de la situación económica:

«En la situación actual de precios altos y gente sin dinero, ya el costo de esto debe estar por las nubes. Y el asunto empeora, todas las semanas caen escombros, si llueve, peor. Están esperando que haya una desgracia»

Otra opción sería mudarse según Nara pero en las condiciones en que se encuentra el inmueble es difícil que lo logre:

«A pesar de que los apartamentos por dentro en general están bien, nadie va a permutar o comprar ahí, porque la escalera ya está en un punto, en que no hay que ser ingeniero para ver que se puede caer»

Situaciones de deterioro como esta que denuncia la ciudadana cubana Nara ocurren a lo largo y ancho de la Isla cubana, debido a la falta de un programa gubernamental que garantice el mantenimiento y reparación de los inmuebles en el sector estatal y residencial y sigan priorizando al sector turístico.