El gobierno de Estados Unidos respondió a Cuba ante las quejas por las negaciones y demoras en los visados a diplomáticos de la isla.

“Nuestros dos gobiernos mantienen su derecho soberano de emitir o negar visas a individuos específicos”, dijo Michael Palladino, portavoz del Departamento de Estado.

Estados Unidos dijo que sus diplomáticos tampoco reciben las visas adecuadas por parte de las autoridades cubanas y el portavoz dijo que las autoridades cubanas están al tanto de la necesidad de poder cubrir las posiciones ahora que el personal en la embajada es reducido.

El gobierno de Cuba acusó a Estados Unidos de usar los ataques a los diplomáticos como pretexto para enfriar las relaciones entre ambos países.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba