El gobierno de Estados Unidos decidió reducir el periodo de servicio de sus diplomaticos en Cuba de dos años a un año según reportó Marti Noticias.

“Luego de inexplicados ataques a la salud del personal del gobierno de los EE. UU., el (pasado) 5 de marzo entró en vigencia un plan permanente de personal para la Embajada en La Habana. Desde entonces, ha operado con el personal mínimo necesario para realizar funciones consulares y diplomáticas esenciales, de manera similar al nivel que se mantiene cuando se emite una orden de retirada”, dijo la nota del gobierno.

Agrega que “las misiones no acompañadas tienen una duración de un año debido a las dificultades que imponen a los empleados”, y precisa que la medida coloca a las asignaciones a la Embajada de La Habana en conformidad con los precedentes establecidos.