El Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (USCIS) exigirá a ciertos extranjeros que aspiren a la residencia permanente en el país entrevistarse personalmente con funcionarios de esa entidad, señala Cubadebate.

La medida entrará en vigor el próximo 1ro de octubre y forma parte de las regulaciones que emprende Donald Trump que van dirigidas específicamente a los trabajadores que actualmente residen en el país con visa de trabajo y quieren obtener la Green Card.

Según la web Politico, los refugiados o quienes reciben asilo también tendrán que someterse a una entrevista en persona al solicitar un estatus provisional para obtener dicho documento, aunque un funcionario de USCIS dijo que estas categorías se ampliarán paulatinamente.

La regulación entrará en vigor en un momento en el que Trump ordenó analizar con mayor precaución las solicitudes de los inmigrantes y los viajeros extranjeros.