Presidente Trump y Nicolás Maduro/Foto: Instagram

El gobierno de Estados Unidos dijo en un comunicado que desconoce la autoridades de Maduro para romper relaciones y no retirará a los diplomáticos estadounidenses de Venezuela.


Aquí les dejamos de forma íntegra el comunicado del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Estados Unidos se mantiene firme con el presidente interino Juan Guaido, la Asamblea Nacional elegida democráticamente y el pueblo de Venezuela mientras restauran pacíficamente el orden constitucional en su país.

Estamos dispuestos a apoyar al Presidente interino Guaido mientras establece un gobierno de transición y cumple sus obligaciones constitucionales como Presidente interino, incluida la determinación de los representantes diplomáticos en los Estados Unidos y otros países.

Acogemos con beneplácito la directiva interina del Presidente Guaido para todas las misiones diplomáticas en Venezuela de que Venezuela tiene la intención de mantener relaciones diplomáticas con todos los países. Estados Unidos mantiene relaciones diplomáticas con Venezuela y llevará a cabo nuestras relaciones con Venezuela a través del gobierno del Presidente interino Guaido, quien ha invitado a nuestra misión a permanecer en Venezuela.


Los Estados Unidos no reconocen al régimen de Maduro como el gobierno de Venezuela. En consecuencia, los Estados Unidos no consideran que el ex presidente Nicolas Maduro tenga la autoridad legal para romper relaciones diplomáticas con los Estados Unidos o para declarar a nuestros diplomáticos persona non grata.

Hacemos un llamado a las fuerzas militares y de seguridad venezolanas para que sigan protegiendo el bienestar y de todos los ciudadanos venezolanos, así como de los ciudadanos estadounidenses y otros ciudadanos extranjeros en Venezuela.

Hacemos un llamado a todas las partes para que se abstengan de tomar medidas que sean inconsistentes con los privilegios e inmunidades que disfrutan los miembros de la comunidad diplomática. Los Estados Unidos tomarán las medidas apropiadas para responsabilizar a cualquiera que ponga en peligro la seguridad de nuestra misión y su personal.