Donald Trump y Gabriel Escarrer

La administración de Donald Trump prohibió la entrada a Estados Unidos a Gabriel Escarrer, consejero delegado de Meliá Hotels International, una medida consecuente con la aplicación del Título III de la Ley Helms Burton, reporta CubaNet.


El 11 de octubre de 2019 el Departamento de Estado de EEUU impuso una serie de condiciones al ejecutivo español, pero la empresa ha dicho cree que las mismas no son asumibles, y las considera contrarias a la normativa europea que establece que la Ley Helms Burton infringe principios del derecho internacional que son “elementales”.

La sanción contra Escarrer se deriva de la actividad de una de las dependencias de Meliá en la Isla comunista, donde explota dos hoteles en la región de Holguín.

Meliá construyó sus hoteles gestionados por los militares cubanos, en una parcela que fue expropiada a la familia Sánchez Hill, con la llegada del fallecido dictador Fidel Castro al poder en 1959.

Los Sánchez Hill interpusieron también una demanda en España, que fue desestimada por los tribunales de ese país en primera instancia, de acuerdo a Meliá.


Hasta el momento la firma española dice ha puesto en manos de las instituciones nacionales y comunitarias del país ibérico la resolución de ese asunto, al tiempo que evita hablar claramente de los procedimientos que en concreto ha tomado.

De acuerdo al Título III de la Ley Libertad que entró en vigor en mayo pasado, cualquier ciudadano o empresa estadounidense, cuyas propiedades en Cuba hubieran sido expropiadas por el régimen de La Habana puede demandar en tribunales norteamericanos a terceros que posean, controlen u obtengan beneficios de las propiedades confiscadas.