La administración del presidente Trump impuso sanciones sobre Nicolás Maduro Guerra, el hijo del presidente venezolano en los Estados Unidos.


El hijo de Maduro encabeza el Cuerpo de Inspectores Especiales de la Presidencia y es miembro de la Asamblea Nacional Constituyente oficial.

Un alto funcionario de la administración dijo a los reporteros el viernes que las sanciones contra Maduro Guerra son parte de los esfuerzos en curso para erradicar los ejemplos de corrupción en todo el gobierno de Caracas. Los funcionarios dijeron que la administración apuntará a esas instituciones y reprimirá sus «finanzas corruptas».

«Lo que estamos tratando de hacer es que la corrupción de Maduro es tan endémica en toda la región y en todas las instituciones de Venezuela, en gran parte con la excepción de la Asamblea Nacional, a la que vamos ampliamente, ya que podemos encontrar todo ejemplos de corrupción y asfixiando algunas de esas finanzas corruptas «.

Con este propósito el Departamento del Tesoro congeló los bienes que pueda poseer Nicolás Maduro hijo en Estados Unidos y prohibió a los estadounidenses tener negocios con él.


El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, dijo que Maduro confía en su hijo, «Nicolasito» y otros «para mantener un dominio absoluto sobre la economía y reprimir al pueblo de Venezuela». Señaló los esfuerzos de la Asamblea Nacional Constituyente para reescribir la constitución venezolana y disolver las instituciones estatales.

«El régimen de Maduro se basó en elecciones fraudulentas, y su círculo íntimo vive del lujo de las ganancias de la corrupción mientras el pueblo venezolano sufre», dijo Mnuchin.

La administración Trump ya impuso sanciones a más de 150 funcionarios de Maduro y miembros de su círculo íntimo, incluida la primera dama de Venezuela, Cilia Flores. La administración también tomó medidas contra la compañía petrolera estatal, PDVSA, y la compañía minera, MINERVIN.

(Con información de NPR News)